EL FOTOLIBRO

¿Qué es un fotolibro?

Un fotolibro es un objeto similar a un libro en cuanto a su estructura física, que nos cuenta algo con las secuencias de imágenes, con su estructura y ritmo, en ocasiones se acompaña de texto y puede estar intervenido con otros elementos. El uso del término fotolibro se empezó a popularizar a partir del año 2004 tras la publicación del libro Photobook: A History volumen I, una publicación coeditada entre Gerry Badger y Martin Parr.

¿Un fotolibro adquiere la condición de tal sólo por la intención de la persona que lo crea?

“Los libros se miran y se leen. Los fotolibros, además, poseen una particular característica definitoria: en ellos las imágenes son el texto, un texto que hay que leer. El sentido de la lectura se produce cada vez que se pasa de página, avivando así la llama de una narración que puede ser tan descriptiva o metafórica como cualquier otra que brinda sólo palabras”.

Horacio Fernández, Nueva York en fotolibros (2016)

Llevo haciéndome esta pregunta y tratando de responderme desde que conocí el “fotolibro”, y quizás de manera más intensa desde que Julian Barón me hizo percibir el propio objeto libro “de otras maneras” de las que yo hasta entonces no había sido consciente. No termino de encontrar una definición que me satisfaga. ¿Será porque no hay una que englobe a todas estas creaciones bajo una misma descripción?. Quizás lo que ha ocurrido es que ha evolucionado de tal manera que se han creado diferentes estilos, diferentes miradas y por consiguiente diferentes resultados.

“Un fotolibro es una obra de arte en sí misma, contenido y continente. Su lectura tiene el poder de crear una intimidad inmediata y duradera con la obra del artista, una experiencia tanto intelectual como táctil. La infinita variedad del diseño o tipo de impresión hacen que sea hoy un extraordinario campo de creación y experimentación dentro de la fotografía, llevándolo a un muy merecido reconocimiento al más alto nivel”.

Gabriela Cendoya

Lo que me lleva a hablar de él es la gran variedad, en cuanto temas y soportes, que se puede encontrar entre los diferentes trabajos publicados y la continua evolución que mantiene. En todo caso esta es mi pequeña reflexión sobre lo me gusta, espero y atrae de este tipo de publicación con la fotografía como protagonista.

Un fotolibro nos quiere contar algo, algo que es importante e interesante para la persona que lo crea. Este sentir genera la necesidad de afrontar el proceso de su creación. El fotolibro ofrece la posibilidad de establecer un diálogo, brindando herramientas que van desde lo técnico a lo conceptual y que funcionan como un mapa localizador que ensambla, que ayuda a potenciar y a dar sentido de historia a las imágenes que contiene. Quizás, no hay una sola manera de entender el fotolibro, ni una definición absoluta. Se trata de explorar las diferentes posibilidades, cada persona las suyas, en un espacio donde experimentar y fabricar una narrativa a través de la fotografía.

Un fotolibro es sobre todo para cada creador y creadora, los fotolibros tratan de contar inquietudes personales con la intención de hacerlas visibles y palpables, otorgando a través de la publicación la cualidad física a la idea, al pensamiento. Un fotolibro cuenta cosas grandes y pequeñas, cuenta historias reales o inventadas, desbroza pasados, pone nombre a los miedos, nos acompaña en el desamor, trastoca los colores, da cuerpo a los sueños, nos adelanta un futuro o nos fabrica un pasado. Un fotolibro puede narrar todo lo que nuestra imaginación sea capaz de inventar (contar) con las imágenes, es un viaje a través del tiempo, de las asociaciones, de preguntas contestadas o no y de argumentos, pero sobre todo es un diálogo relación entre imágenes y pensamientos. Un dialogo interior.

Un fotolibro me debe emocionar y/o sorprender de alguna manera. ¿Me debe hacer disfrutar y desear más? Me puede gustar o no gustar, pero quizás lo mejor que puede generar es ganas y motivación para atreverme a crear uno propio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

8 × = 48